Impulsado por el afán de tomar mates, una tarde me di cuenta que mi mate estaba en mal estado. El pobre no solo tenía problemas estéticos, no daba más. No me quedo otra que cambiarlo. En la búsqueda de un buen mate para reemplazarlo, me inquietó todos los modelos que encontraba tanto en internet como en la calle. Es así, que después de una larga búsqueda, encontré el indicado. Sí, el indicado y lo digo de esta forma porque no solo me gustaba, sino que me pareció único para lo que conocía de mates.

A partir de esta búsqueda y ese encuentro, una tarde de mayo de 2019 nació Mates Imperio Verde, mientras tomaba un mate de los buenos. Creamos el Instagram con la idea de llegar a más personas que, como nosotros, disfrutan de los mates con productos de calidad y tradición.

Como consumidor de mates es algo que lo disfruto mucho, con amigos, familia o con cualquier persona. Por eso cuando me preguntan “¿Por qué vendes ese tipo de productos?” La respuesta es sencilla. Vendo productos artesanales, porque son únicos, exclusivos para aquellos experimentados en el mundo de los mates y también para los que empiezan esta tradición que nos acompaña hace décadas.

Mi nombre es Facundo y esta es la historia de cómo empezó este negocio digital por mi profundo gusto al mate. Tanto como a vos te debe gustar.